El otro día me encontré con este listado de «despropósitos de año nuevo» y me pareció un excelente punto de partida para una entrada en la que dar algunos consejos para ayudaros a llegar con mayor garantía a cumplir esas metas que cada 31 de diciembre nos hacemos mientras comemos las uvas. A veces son propósitos sencillos y no tan difíciles de cumplir: quitarnos unos kilillos, ir al gimnasio, dejar de fumar…Sin embargo, nos boicoteamos a nosotros mismos constantemente con una excusa u otra y nos encontramos el 31 de diciembre del siguiente año con los mismos objetivos incumplidos sobre la mesa.

(más…)